Santo Cole

Yo que tanto te he deseado, que lo único que quiero es estar contigo, disfrutar de ti, despertarme contigo cada mañana, olerte y escucharte, sentirte cada día, incluso cuando los domingos nos estás, sabiendo que al día siguiente vas a volver a abrazarme…

Yo que de pequeña prometí no enamorarme nunca más de ti, que me juré a mi misma nunca nombrarte, y… ¡mírame ahora! cruzaría mares por volver contigo, aguantaría reuniones de dos horas por verte una vez más, por saber más de ti, compraría decenas de batas con gomas en las mangas de todos los colores, pondría nombre a cualquier prenda, incluso a un calcetín, firmaría cualquier autorización sin ni siquiera leerla, pagaría mil AMPAS por estar contigo, esperaría cada día del año en la puerta de tu casa, sólo para volver a ver, una vez más, tu dulce y tranquilo porte… y tú… con esa frialdad del que sabe perfectamente que le desean con locura… calmado como si nada pasase, me pides tiempo… No hay compasión en tu mirada, helado como un témpano, viéndome sufrir, dándome las migajas de tu amor volátil durante una semana… necesitas adaptación dices, y yo… yo muero de impaciencia… y resignada espero el momento en que tú, ¡Santo Cole de mis suspiros!, vuelvas a quererme…

 

santocole

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s