Abismo generacional

Recuerdo el día que intenté explicarle a mi abuela lo que era internet, ella puso esa cara de “¿que me estás contando?” esa misma fue la mía el día que mi sobrino pequeño me cojió el móvil y empezó a evolucionarme pokemons como un loco, a decirme que me quiere porque le dejo el móvil,  a dar más vueltas que un 8 por el pueblo en busca de un horsea, a pasar por todas las pokeparadas del mundo y estar mil años delante de un pokegimnasio de color rojo con unos focos y un bicho gordo y feo encima… Ahí me di cuenta que por mucho que intente ir de “viejoven supercool” estoy hecha una momia tecnológica…  y es que aunque exagero un poco, porque en el fondo me he pasado el verano entre trabajo y pokemons, y para escribir este post he tenido que hacer un estudio de campo que des de la carrera no hacía, estoy convencida que hay un antes y un después de la generación pokemon, que si no sabes lo que es el equipo sabiduría imposible comunicarte con un niño…

 

 

abismo generacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s